ARTE BAJO CUARENTENA: GALERÍAS Y MUSEOS BATALLAN EL CORONAVIRUS

ARTE BAJO CUARENTENA: GALERÍAS Y MUSEOS BATALLAN EL CORONAVIRUS

A raíz de las preocupaciones sobre el coronavirus (COVID-19), los establecimientos de arte de todo el mundo han cerrado sus puertas y se han preparado para el golpe económico y  interacciones virtuales.


A medida que la pandemia sigue avanzando mundialmente a un ritmo alarmante, las instituciones artísticas se han visto obligadas a cerrar sus puertas hasta nuevo aviso, sin saber cuándo podrían reanudarse las actividades cotidianas regularmente.

Sin embargo, los museos y  galerías ofrecen alternativas para mantenerse en contacto con el arte, mientras averiguan cómo van a sostener las actividades y hacer frente al impacto económico, sin recibir visitantes, ni ingresos.

Imagen de wen chen de Unsplash

La Nueva Normalidad

Ante los recientes acontecimientos, las plataformas digitales están dando pie a miles de oportunidades virtuales en diversos museos, galerías o institutos de arte públicos. El reto es difícil: definir un nuevo plan de acción para estos espacios, con una infraestructura compleja, que apoye a los empleados, a los artistas y al arte en sí.

La situación se ha ido complicando cada vez más en los últimos días, ya que se están reembolsando entradas y admisiones y se están posponiendo exposiciones hasta nuevo aviso. Como es el caso de muchos negocios durante este período, no sólo no se está generando dinero, sino que estas instituciones (que normalmente dependen de un flujo de visitantes) también están perdiendo. Para combatir este problema, hay que lograr nuevas formas de conquistar al público.

Con la propagación de COVID-19, el ámbito cibernético ha tomado la delantera como la principal estrategia para continuar vinculado con las audiencias en las plataformas y redes sociales, compartiendo contenido interactivo y relevante para una audiencia dinámica.

Un ejemplo internacional es el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el mayor museo de arte de los Estados Unidos, conocido coloquialmente como el Met. Para esta situación particular, el museo actuó de manera consciente y rápida, anunciando en su página web que permanecerán cerrados temporalmente hasta Julio, pero que ya están compartiendo cultura con la propuesta “Experience the Met, anywhere”: una amplia gama de contenido disponible para que todos los visitantes virtuales lo disfruten. 

El programa digital ofrece visitas virtuales (vistas de 360°) a los espacios emblemáticos del museo, obras de arte disponibles para descargar y reutilizar, vídeos, podcasts y actividades para divertirse en casa de forma gratuita.

“Esperamos que incluso cuando los edificios estén temporalmente cerrados el Museo pueda proporcionar alguna medida de confort a través de la belleza y la maravilla de la historia cultural compartida del mundo.

– Daniel H Weiss y Max Hollein (del blog del sitio web del museo, metmuseum.org)

Por otro lado, el Met espera recuperar la problemática financiera que se avecina en la institución, con un plan que no destruya su programa anual. Lo peor será que otras instituciones que no tienen ese apoyo económico, y que tendrán que ser ayudadas por el gobierno o con préstamos, sufrirán grandes golpes financieros.

Imagen de Cindy Ord de Getty Images

Este panorama también ha cambiado la recepción de eventos mundiales, por ejemplo las ferias de arte, como Art Basel, que decidió llevar a cabo la iniciativa digital de “visualización de salas online” del 20 al 25 de marzo. Este nuevo formato ha permitido a las principales galerías de arte conectar con coleccionistas de todas partes del mundo. Exposiciones en línea curadas, transmitidas en directo para cientos de personas, las entrevistas en vídeo y el contenido multimedia, han sustituido a las organizaciones de la vida real.

La última cuestión (aunque tal vez no la menos importante) que debe preocupar a las entidades artísticas es la forma en que reducirán los costos en un futuro previsible y cómo atraerán al público a sus establecimientos cuando el turismo resurja.

Y qué está pasando en España?

Las instituciones culturales españolas conectan con su público a través de sus propios medios; museos como el Museo del Prado, ha mostrado actividad en su cuenta de Instagram con el siguiente anuncio: “Hacemos videos en vivo de lunes a viernes de 9.50 a 10 de la mañana comentando las obras de arte del museo”. Además, una veintena de entidades diferentes colaboran con Google Arts & Culture.

Un ejemplo notable del que hablar es la Casa Vicens Gaudí, la primera casa del gran arquitecto modernista catalán, que ha planeado contenido interactivo con el público. Han creado un juego que durará hasta el 11 de abril, llamado #QuedateEnCasaVicens, donde se puede descubrir más de los orígenes de Gaudí, la construcción de la casa y la apertura del museo en 2017. Cada día, comparten una pregunta a través de sus historias de Instagram, donde los usuarios tienen que responder en privado por mensaje directo, para tener la oportunidad de ganar puntos.

Imagen de @casavicens Instagram

Este tipo de iniciativas lúdicas y optimistas, ayudan a atraer a nuevos visitantes virtuales de otras partes del mundo, y a animar a los locales a dejar de lado el daño económico e intensificar las actividades online, a animar, a reconocer y a aprender sobre su propia cultura.

El mundo del arte post-pandemia

Aunque las experiencias digitales pueden no ser comparables a estar frente a las obras de arte y verlas directamente, la pandemia de coronavirus ha cambiado nuestra realidad y con ella, la forma en la que que consumimos arte.

En estos momentos difíciles, en los que se toman precauciones serias pero necesarias en el ámbito social y económico, en los que el auto- aislamiento y la precaución se han convertido en la norma, sentimos más que nunca la importancia del arte y la cultura como una luz unificadora y esperanzadora. Los espacios culturales pretenden simular el placer de asistir a una exposición de arte, creando puentes para compartir experiencias únicas y promover la solidaridad participativa a través de acciones virtuales.

Las entidades artísticas se curarán, con la ayuda de soluciones creativas en tiempos difíciles. Esta es una oportunidad para valorar el arte más que nunca, y en el futuro  crear una fundación que fomenta una mayor participación en la vida cultural.


Para más:

“The arts will recover from the coronavirus, as they did after 9/11. But they might look a lot different.” (enlace externo – The Washington Post)

“El arte no cierra en Internet” (enlace externo – El Pais)